Año Santo de la Misericordia en la Diócesis

Damos a conocer el comunicado de nuestro obispo Mons. Vittorino Girardi Stellin con respecto al inicio del Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia y las aperturas de las Puertas Santas en nuestra Diócesis de Tilarán – Liberia:

12188207_1147721051925406_8678220642674496409_oTilarán, 2 de diciembre de 2015

Mis queridos Presbíteros, Diáconos, Consagrados y Consagradas y Fieles todos:

Con la bula el Rostro de la Misericordia, nuestro Santo Padre Francisco, nos ha convocado a un Año Jubilar o Año Santo extraordinario con ocasión del 50 aniversario de la conclusión del Concilio Vaticano II (8/11/1965), sin duda el acontecimiento más importante de la Iglesia en el siglo XX.

Con corazón agradecido, acogemos filialmente la convocatoria de nuestro Santo Padre y el 13 del presente, en la Catedral de Tilarán presidiré la apertura de la Puerta Santa y la Celebración eucarística solemne para dar comienzo así al Año Santo que el Papa Francisco nos propone como año de la Misericordia, bajo el lema “Misericordiosos como el Padre”.

El mismo domingo 13 se abrirán las Puertas Santas también en la Parroquia de la Inmaculada en Liberia, en el Santuario Nacional Santo Cristo de Esquipulas en Santa Cruz, en el Santuario Mariano Diocesano en Cartagena y en el Santuario de la Divina Misericordia en Nuevo Arenal.

Estos cinco templos van a ser así lugares de peregrinación para poder lograr La Indulgencia Plenaria, cumpliendo con los requisitos que ya conocemos, a saber, confesión reciente, santa comunión y oración por el Santo Padre.

Los enfermos u otros fieles que por alguna razón no pudieran peregrinar, podrán lograr la Indulgencia Plenaria, ofreciendo en lugar de la peregrinación, sus dolores y sufrimientos a Dios en unión con la Pasión redentora del Señor.

En cualquier caso, sabemos que para lograr la indulgencia plenaria, lo verdaderamente imprescindible es el total y sincero desapego de toda forma y tipo de pecado.

Con el deseo profundo, que este nuevo don de nuestra Madre la Iglesia, pueda impulsar una profunda renovación de nuestras comunidades, les exhorto a todos a participar activamente en todas las celebraciones y encuentros de formación que han sido programados para este Año Santo en nuestra amada Diócesis.

Encomendamos todos estos proyectos y anhelos a la protección de María Madre de la Misericordia y a la intercesión de San Antonio patrono nuestro y de San Juan Pablo II, el Papa de la Divina Misericordia.

Me encomiendo, mis queridos pastores y fieles todos, a su oración mientras que les aseguro la mía que acompaño con mi pastoral bendición.

Monseñor Vittorino Girardi Stellin. mccj.
Obispo diócesis Tilarán-Liberia

Author: Chorotega

Share This Post On
00:00
00:00